Thursday, September 29, 2005

Museo de la Pedagogía

"159 AÑOS LICEO SAN FERNANDO
1846-2005”

Los vigías del patrimonio del Liceo Neandro Schilling de San Fernando, estamos preocupados de apoyar el futuro museo de la pedagogía de Colchagua.
El edificio del Liceo es una importante construcción de estilo neoclásico, ubicado en la esquina nor-oriente de la plaza de armas de la ciudad de San Fernando, representando para la comunidad una parte característica del paisaje urbano, que durante 159 años ha sido para miles de alumnos su lugar de estudio y estadía por largos y sucesivos periodos escolares, siendo un símbolo que identifica a muchas generaciones de ex-alumnos, que año a año retornan de diversas partes del país y el exterior para visitarlo y recorrer con nostalgia su fachada, patio y salas que son un estímulo al recuerdo de compañeros y profesores donde estos muros, puertas y ventanas parecen haber detenido el tiempo.
El Liceo de San Fernando fue creado por decreto supremo del Presidente de la República Don Manuel Bulnes P., el 26 de Febrero de 1846, ocupando diversos inmuebles hasta que en el gobierno del presidente Don José Manuel Balmaceda, se construyó este edificio, donde al interior de sus dependencias se conserva aún algún mobiliario y materiales didácticos que se entregaron con el plantel en el año 1891.
Todo lo que constituye un documento cultural a 159 años de su fundación, ha merecido el reconocimiento nacional, pues en antigüedad en el país ocupa el séptimo lugar de los liceos.
Dadas las características y la importancia arquitectónica, al servicio comunitario en la formación de la juventud, es que en año 1995 y en virtud de sus meritos fue declarado “Monumento Histórico Nacional” como un reconocimiento que lo incorpora a nuestro patrimonio arquitectónico y cultural nacional.
La declaración de monumento nacional ha sido un estímulo para luchar por una pronta restauración y reutilización, con fines culturales, educacionales y artísticos, rescatando un nuevo e importante espacio para el desarrollo integral de nuestra gente y así evitar su lenta, paulatina y sostenida destrucción natural por el paso de los años.
Este edificio de ladrillo en su primer piso, y vigas de pino oregón en su estructura del segundo nivel, se mantienen, en términos generales, en buenas condiciones, dada la calidad del material de construcción, por lo cual en el primer piso aún funcionan la rectoría, secretaría y el kardex.
En la actualidad se esta en proceso de restauración, gracias al apoyo del ministerio de educación, estando a la espera de nuevos recursos que permitan continuar con esta paralizada obra. Las autoridades se han comprometido en gestionar nuevos recursos para continuar la restauración, en beneficio de la cultura y el patrimonio arquitectónico.
Nuestra labor como vigías consiste fundamentalmente en detectar, rescatar y cuidar los objetos de interés patrimonial al interior del Liceo , especialmente el material didáctico.
Con los recursos aportados al proyecto vigías del patrimonio, hemos construido 5 vitrinas de protección para objetos delicados, hechas en cristal de 5 mm, también hemos rescatado algunos muebles poniéndoles vidrios, hemos restaurado telas y marcos de pintura antiguos, hemos ordenado y clasificado una gran cantidad de libros y hemos impreso 500 fichas para objetos del museo, también haremos un díptico de promoción de este museo y tenemos proyectado un viaje de conocimientos al MIM (museo interactivo mirador), todo lo cual esperamos exponer en la reunión final en Rancagua de los proyectos de vigías del patrimonio.